Ultimas Entradas

jueves, 4 de agosto de 2011

RATM - LA Rising Festival (30/07/2011)


Eran las 10 y media de la noche del sábado 30 de julio, y la jornada había sido particularmente larga. El festival L.A. Rising se había iniciado siete horas antes, y había tenido ya en el escenario principal del Coliseo de Los Angeles a El Gran Silencio, Immortal Technique, Lauryn Hill y Muse.
Pero no cabe duda de que lo que casi todo el mundo realmente esperaba estaba todavía por llegar, y tenía un nombre que, con el paso de los años, se ha convertido prácticamente en un sinónimo del rock contemporáneo hecho en Los Angeles: Rage Against the Machine.

Los primeros minutos de su presentación resultaron un poco tensos, porque el equipo de sonido empezó a mostrar desperfectos cuando el cantante méxico-americano Zack de la Rocha inició su labor en el micrófono. Por fortuna, estas dificultades se remediaron rápidamente, y a medida que los mismos músicos empezaron a calentar, se hizo realidad lo que la gigantesca muchedumbre de 60 mil personas esperaba: una excelente presentación ofrecida por una de las bandas más contundentes y fascinantes en la historia del género.

Los primeros acordes de “Testify” sirvieron como preludio a una actuación que se fue electrizando de manera paulatina, hasta alcanzar un clímax que se podía observar en las tribunas superiores del local, desde donde se detectaba al menos siete círculos de ‘mosh’ a nivel del piso. En uno de ellos, se encendía y se apagaba de manera alternativa una fogata que era alimentada con las camisetas de algunos de los asistentes, para ser luego brincada por otros; lo que pasaba allí no dejaba de tener un aroma de peligro, pero resultaba un fondo visual perfecto, casi tribal, para la furia que se desataba en esos momentos sobre el escenario.

Y es que la propuesta de RATM es absolutamente incendiaria, no sólo por el poderío de un estilo que combina con impresionante precisión los riffs del rock pesado (heredados sobre todo de Led Zeppelin) y las cadencias del hip-hop (traducidas en el arte de De La Rocha y en los originales solos del guitarrista Tom Morello), sino también por las letras del primero, emparentadas con los ímpetus revolucionarios que asegura defender.

Desde su creación, RATM se ha encontrado en el ojo de la tormenta debido a la defensa de una propuesta política que incomoda a los conservadores y que no es completamente verosímil para aquellos activistas sociales que la ven como una simple estrategia de mercado. De hecho, el grupo se mantuvo inactivo durante toda la era Bush, que era cuando más se le necesitaba, y no ha grabado nada ni ha presentado canciones nuevas desde su reunión de 2007.


Pero las contradicciones han sido siempre parte de una trayectoria que cumplió ya veinte años, y que resulta única para un grupo de su popularidad. El hecho de que RATM sea capaz de llenar un recinto tan enorme como éste mientras interpreta composiciones de tinte subversivo es un logro que no puede pasarse por alto.
Aunque no dio demasiados discursos (nunca lo ha hecho), De La Rocha aprovechó la introducción de “People of the Sun” para defender a los inmigrantes mexicanos y criticar a los políticos derechistas de Arizona, y antes de interpretar “Wake Up”, hizo alusión a la construcción masiva de edificios en el centro de Los Angeles, que en sus palabras favorece sólo a los ricos y desplaza a los moradores más pobres de la ciudad.

Se podrá decir lo que se quiera de los RATM, pero basta con experimentar el modo en que se presentan en vivo, la energía que todavía derrochan (De La Rocha, de 41 años, dio unos saltos impresionantes) y el efecto que ocasiona su compacto sonido para comprobar en carne propia que se trata de una banda muy especial, así como de un proyecto histórico que no puede tomarse a la ligera.

El asalto musical del grupo no tuvo pausa ni tregua, y como era de esperarse, estuvo encabezado por De La Rocha (en excelente estado vocal) y Morello (un guitarrista realmente extraordinario); pero la base rítmica del bajista Tim Commerford y del baterista Brad Wilk, normalmente simple y efectiva, encontró un adecuado espacio de lucimiento durante la interpretación de “Calm Like a Bomb”, cuyos arranques de funk alcanzaron súbitamente un aire de lo más ‘trippy’.

Los cuatro angelinos guardaron lo mejor para el cierre, que llegó de la mano de “Freedom” (con De La Rocha reproduciendo perfectamente los desgarradores gritos del final) y “Killing in the Name” (que es muy fuerte, pero tiene también un beat de lo más pegajoso).
Review de vivelohoy.com

TRacklist:

01 -- Intro + Testify (Multicam)
02 -- Bombtrack
03 -- People Of The Sun
04 -- Know Your Enemy
05 -- Bulls On Parade (Multicam)
06 -- Township Rebellion
07 -- Bullet In The Head
08 -- Down Rodeo
09 -- Guerrilla Radio (Multicam)
10 -- Calm Like A Bomb
11 -- Sleep Now In The Fire
12 -- Wake Up
13 -- Freedom (Multicam)
14 -- Killing In The Name (Multicam)

Revisa tambien:
Anuncio del show
RATM preparando el show
Hablando del show
Fotos del show
Rumores antes del show

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...